Search
Tuesday 26 September 2017
  • :
  • :

Ex reo dominicano demandará por apuñalamiento que le rompió yugular en cárcel de Rikers Island

Cruz, de 25 años de edad y dijo que fue apuñalado debido a los supuestos vínculos de un hermano suyo con una de las pandillas.
Los guardias de corrección en turno en ese momento, son responsabilizados de no haber adecuadamente la seguridad de los internos, para protegerlos
Cruz, quien encarcelado por robo, tuvo que recibir una cirugía de 80 puntos para cerrarle las heridas.
 
El ex reo, que reside en El Bronx, estaba confinado en el Centro Anna M. Kross en la cárcel de Rikers Island.
 
“Trataron de matarme”, dijo Cruz ayer martes en una entrevista con el tabloide Cruz New York Daily News, especulando que el ataque fue ordenado por otro preso en la celda que le preguntó a cual pandilla pertenecía.
 
“Me cortó la vena yugular”, recordó. “Si hubiera sido más profunda, habría muerto”, añadió Cruz.
 
Adelantó que presentará una notificación de la demanda, el primer paso legal en la presentación de un reclamo, que dijo será sometido en la corte en las próximas semanas.
 
Cruz se unirá a una creciente lista de ex internos que toman acciones legales contra el Departamento de Corrección de la ciudad, según los documentos.
Hubo 4.321 casos violentos en esa cárcel registrados en 2016, casi el triple del 1.463 en 2007, de acuerdo con la oficina del contralor de la ciudad, que rastrea los incidentes.
 
Eso ha llevado a un aumento en los pagos legales por parte de la ciudad.
 
El departamento tuvo que repartir $31.3 millones para resolver demandas en 2016, frente a los $17 millones en casos similares en 2007.
 
El ex preso Dani Vicente, de 26 años, también está planeando demandar al departamento después de que otro preso lo atacó y lo hirió severamente en la cara.
 
Vicente, que es representado por el mismo abogado de Cruz, Joshua Stein, estaba en la cárcel por narcotráfico y fue atacado por detrás por otro preso.
 
Se ha presentado una notificación de reclamación indicando su intención de demandar.
 
Cruz dijo que sabía que podía ser un objetivo, por lo que pidió ser puesto en custodia de protección.
 
Dice que hay una guerra por el control de territorios o zonas dentro de la misma prisión.
 
El dominicano relata que pensó levantarse y vengarse del ataque, pero que se hizo el “muerto” y eso le salvó la vida.
“Le preguntaron si él era un pandillero”, dijo el abogado Stein. “Él dijo que no. Y lo atacaron de todos modos”.
El Departamento de Corrección sostiene que “la seguridad” de los presos es la principal “prioridad” de la agencia.
El portavoz de ese departamento, Peter Thorne dijo que los carceleros confiscaron un 37% de armas más en comparación con el año anterior.
 
Por Miguel Cruz Tejada



CLOSE
CLOSE