Search
Sunday 20 August 2017
  • :
  • :

Dinero para mejorar Ciudad Colonial se acaba; esperan más

De los US$30 millones financiados por el BID, 28.8 están comprometidos; para la segunda etapa faltan US$90 MM

El Programa de Fomento al Turismo Ciudad Colonial de Santo Domingo está en los pasos finales de conclusión de la primera etapa, en la que prácticamente se ha agotado la inversión que forma parte del acuerdo entre el Estado dominicano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La mira está puesta ahora en caminar hacia la segunda etapa, para la que se requiere realizar una serie de estudios previos, que puedan servir de base a esa segunda operación. En esos estudios está inmerso el equipo técnico que regentea el proyecto. El tiempo que resta de este año será empleado en crear las bases para la parte dos de la operación general, aunque el dinero que se necesita no se ha visto en el camino.

La primera operación para mejorar Ciudad Colonial está financiada con el contrato de préstamo 2587 del BID, del año 2011, por un monto de US$30 millones, distribuidos en cinco componentes. El mayor peso está en el componente uno, de Desarrollo de la Oferta Turística Clave, y que envuelve el grueso de la intervención de la infraestructura; le sigue el componente 2, de Integración Local del Desarrollo Turístico, que copa alrededor del 10% de la inversión. Luego, cerca del 9% va al componente 3, sobre fortalecimiento de la gestión, y el resto de los recursos ha ido a la parte de administración y monitoreo-auditoría del programa. En la actualidad hay comprometidos US$28.8 millones, equivalente al 96%, del monto original de los US$30 millones. De los US$28.8 millones se han pagado a la fecha US$24 millones, equivalentes al 80% del monto que se tiene de contrato (de US$30 millones). Quedan pendientes algunas contrataciones menores para lo que resta de este año 2017, equivalentes, aproximadamente, al 4%. Significa que por gastar solo quedan unos US$6 millones. Los proyectos que quedan para cubrir con ese dinero son relativamente pequeños, entre ellos el Museo de las Atarazanas Reales. Las obras más grandes del proyecto Ciudad Colonial prácticamente fueron concluidas. En un diálogo con Maribel Villalona, coordinadora general del programa, y un staff de colaboradores se ofreció una panorámica de todo el trabajo desarrollado al corte actual, incluido el dato de que se han embellecido y rehabilitado 860 fachadas y 2.5 kilómetros de calle.
El equipo que junto a Villalona conversó con elCaribe lo componen Amín Serrulle, coordinador del Componente III Fortalecimiento a la Gestión Turística; Clara Barriola, especialista en Turismo; Melina Cruz, encargada de Observatorio Turístico; Wilfredo Félix, coordinador del Componente Uno de Desarrollo de la Oferta Turística Clave; Domingo Rondón, coordinador Financiero; Ydalia Martínez, encargada de Adquisiciones, y Clara Morel, analista del Componente II de Integración Local en el Desarrollo Turístico. “La primera etapa del programa concluye en los tiempos adecuados, a pesar, de sus niveles de complejidad, que son muy altos”, dice Villalona, dejando ver el interés que le genera tocar el tema.

El Proyecto de Ley del Presupuesto 2017, promulgado por la Presidencia de la República, incluyó entre las operaciones de crédito público la inversión para la segunda fase del proyecto en cuestión por US$90 millones, concertado con el BID, a un plazo de amortización mínimo de siete años. Se informó que el dinero iría a irradiar más, no solo la Ciudad Colonial, sino también a su entorno, incluyendo la avenida Mella de la capital y la avenida del Puerto. “Se ha estado trabajando en el diseño de ese proyecto de segunda etapa, con la metodología que requiere el BID”, dijo Maribel Villalona.

El tema de los fondos está actualmente en manos del Ministerio de Hacienda y habrá de ir al Congreso para su conocimiento. Se ha resaltado la importancia de que -encaminada ya la primera parte del componente general, haya continuidad en tiempo, continuidad metodológica y que se aproveche para volcar el conocimiento adquirido en la primera etapa hacia la segunda. Lo ideal –según lo expuesto por quienes dirigen los trabajos- habría sido que el dinero faltante (los US$90 millones) estuviera disponible desde finales del año 2016, porque hay proyectos diseñados que no se han podido ejecutar como consecuencia de ese vacío. Como eso no se pudo, lo correcto es que los US$90 millones estén disponibles entre septiembre y octubre de 2017.

Una ventana al mundo

Tanto Villalona, como el equipo que le acompaña y que reúne perfiles amplios y diversos, explicaron en la conversación que el Programa de Fomento al Turismo Ciudad Colonial de Santo Domingo (PFTCC) es una iniciativa que busca
–principalmente- consolidar al país como el mayor destino de turismo cultural en el área del Caribe, a través de la mejora de la infraestructura turística, la integración de la población local al desarrollo turístico y el fortalecimiento de la gestión del destino citado. Comprende 39 proyectos en distintas áreas, entre ellas: recuperación integral de calles priorizadas en la Ciudad Colonial, arqueología del Convento San Francisco, embellecimiento y rehabilitación de fachadas, soterrado de cables de energía eléctrica y telefonía, un plan de movilidad urbana, un programa de formación y capacitación en oficios turísticos, una nueva museografía para Ciudad Colonial, y la rehabilitación del edificio Saviñón Lluberes, entre otros puntos no menos importantes que los mencionados antes. Las mejoras en la Ciudad Colonial se han logrado con el trabajo de agencias del ámbito público y privado.

Más extranjeros están de visita cada día en el lugar

Los indicadores de actividad turística en la Ciudad Colonial indican que las visitas de extranjeros subieron 12% en el primer semestre de 2017, respecto a igual período de 2016. Entre enero y junio de 2016 la cantidad de visitantes de otros países al lugar alcanzó la suma de 342,238, en los primeros seis meses de 2017 se elevó a 382,005.

La cantidad turistas que pernoctan cada día en la Ciudad Colonial creció también un 12%, si se calcula que entre enero y junio de 2017 lo hicieron 787 y en igual tiempo del pasado año la cantidad de pernoctaciones fue de 706. Cuando se mira el comportamiento de la llegada de cruceristas por el puerto Santo Domingo (terminal Sansoucí y Don Diego), que son los que pasan a la Ciudad Colonial, el crecimiento fue del 80%. Entre enero y junio de 2017 llegaron 94,871 y en el mismo semestre de 2016 lo habían hecho 52,594.

El sistema de Monitoreo de capacidad de Carga Turística de la Ciudad Colonial es una medición abierta de la demanda turística en ese punto geográfico que permite la gestión eficiente y sostenible de la actividad turística por parte de los responsables públicos.

Fuente: El Caribe




CLOSE
CLOSE