Search
Saturday 16 December 2017
  • :
  • :

Bienvenidos a Neoyorkinos.com una página para toda la comunidad (NYC)

Aumentan protección a inquilinos acosados por caseros

Norberto Bonilla tiene 60 años y a su edad ve con tristeza que no tiene un lugar propio donde vivir. Después de muchos años el puertorriqueño se quedó sin casa y hoy confiesa que le duele verse echado a su suerte y que los caseros sigan abusando y maltratando a los inquilinos. “Ellos discriminan y acosan a la gente, más si somos personas de bajos recursos”, asegura el boricua.

Lo mismo cuenta la mexicana Jennifer Castillo, quien trabaja con familias de Elmhurst, en Queens, donde las historias de inquilinos a los que sus caseros acosan constantemente se han vuelto el pan de cada día, sobre todo si se trata de inmigrantes indocumentados.

Por ello recibieron con mucho agrado la noticia de que a partir de ahora la Ciudad de Nueva York tendrá más herramientas legales para meter en cintura a los caseros que abusen de sus inquilinos.

Norberto Bonilla. Inquilinos de Nueva York reciben con agrado las nuevas leyes de proteccion contra el acoso de los caseros.
Norberto Bonilla. Inquilinos de Nueva York reciben con agrado las nuevas leyes de proteccion contra el acoso de los caseros.

Así lo anunció el presidente del Comité de Vivienda del Concejo, Jumaane Williams, tras la aprobación de un paquete de 18 leyes que no solo pretenden combatir el acoso general a inquilinos en la Gran Manzana sino de paso la táctica de realizar construcciones desmedidas en los edificios como estrategia para aburrir y sacar a los residentes de sus inmuebles.

Con las nuevas leyes, los inquilinos que sean víctima de acoso pueden incluso recibir compensación por daños hasta de $1,000 y llevar sus casos a la corte por actos punitivos, y a diferencia de la legislación actual, donde el inquilino tiene que demostrar que un propietario cometió un acto o una omisión de acoso, se crea una presunción refutable de que cuando un propietario comete violaciones u omisiones, tal acto u omisión constituye acoso.

“Con estas leyes nos aseguramos de darles más herramientas a la gente para defenderse y de paso tratamos de lidiar con el tema del acoso por construcciones, ya que son medidas necesarias”, comentó Williams, destacando que generalmente los inmigrantes son presa fácil y por ello las nuevas leyes los protegerán más.

Yani Rantajal y Rosa Dominguez en Queens. Inquilinos de Nueva York reciben con agrado las nuevas leyes de proteccion contra el acoso de los caseros.
Yani Rantajal y Rosa Dominguez en Queens. Inquilinos de Nueva York reciben con agrado las nuevas leyes de proteccion contra el acoso de los caseros.

“En nuestra ciudad protegemos y respetamos a todos por igual tengan o no tengan papeles y con estas nuevas medidas estamos diciendo una vez más que nadie debe ser acosado”, dijo Williams. “El mensaje para los caseros es que vamos a estar vigilando lo que están haciendo y lo mejor que deben hacer es no aprovecharse de la gente y si no lo pueden hacer, deberían dedicarse a otro negocio”.

 

La concejal Helen Rosenthal, promotora de tres de las nuevas leyes, destacó la creación de la Defensoría del Inquilino, que trabajará con el Departamento de Edificios de la Ciudad, y que monitoreará los planes de protección de los inquilinos al igual que el seguimiento de las quejas de acoso.

“Este grupo de leyes va a agregar más herramientas para ayudar a las personas a permanecer en sus casas y asegurarnos de que el plan de protección sea válido y efectivo. La oficina será bilingüe, porque es muy importante hacerlo así ya que la población que no habla inglés es de la que más se aprovechan los caseros”, aseguró Rosenthal, quien de paso le envió un mensaje contundente a los dueños de apartamentos que no cumplan las leyes.

“Ellos tienen muchos beneficios y tienen que seguir las reglas, porque si no las cumplen van a tener problemas con las autoridades y quiero que entiendan que les va a ser cada vez más difícil acosar a sus inquilinos”, dijo.

El concejal Rafael Salamanca, por su parte, destacó que el nuevo paquete legislativo de paso pretende acabar con los actos de intimidación que algunos caseros han promovido para sacar a sus inquilinos de sus casas amenazándolos con su estatus migratorio. “Nos queremos asegurar de que los inquilinos van a tener más protección y que esas tácticas de acoso terminen”.

El concejal Rafael Espinal destacó que la ley que promovió, que requiere al Departamento de Edificios especificar una fecha tope cuando los propietarios de edificios deben corregir las violaciones y hará que los caseros asuman con mayor responsabilidad sus obligaciones.

“Esto asegurará claridad sobre lo que se espera y responsabilizará a los dueños del edificio y junto con los otros proyectos de ley, ayudará a prevenir el desplazamiento de los inquilinos y mantener condiciones de vida seguras para los neoyorquinos”, dijo el dominicano.

Jesus González, codirector de la organización Churches United for Fair Housing (CUFFH), manifestó que a la par de las leyes promovidas, la Ciudad debe tomar medidas rápidas para elevar las penas para los caseros que acosen, e invertir en organizaciones comunitarias y servicios de protección de inquilinos.

“Ahora mismo muchos caseros no tienen miedo de acosar a los inquilinos, porque muchas veces, incluso si son agarrados, las penalidades son tan bajas que están dispuestos a correr el riesgo“, dijo el activista.

Dentro del paquete de medidas también hay otras disposiciones como evitar que los caseros hagan visitas a horas inapropiadas, a menos que el inquilino así lo autorice, al igual que se permitirá a los inquilinos promover acusaciones de acoso si el propietario de un edificio promueve interrupciones repetidas de los servicios básicos en todo el edificio.

Otra de las leyes crea un grupo de trabajo formado por miembros nombrados por el Departamento de Edificios de la Ciudad de Nueva York, el Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda, el Departamento de Salud e Higiene Mental, el Departamento de Protección Ambiental, el Concejo Municipal y el Alcalde y entre sus principales funciones evaluará las prácticas actuales de construcción y renovación por parte de los propietarios de viviendas ocupadas.

La dominicana Yani Rantajal, quien es casera de un edificio en Queens, también apoyó el nuevo paquete legislativo, pues aseguró que de esta manera los dueños de apartamentos se verán obligados a cumplir mejor las leyes.

“Está muy bien que la Ciudad ponga eso en el papel, pues el que uno sea dueño de una casa no le da derecho a acosar o maltratar a los inquilinos”, dijo la casera.

Las leyes serán aprobadas este miércoles por el pleno del Concejo y una vez las firme el Alcalde De Blasio, entrarán en vigor entre 90 y 120 días después.

Fuente: El Diario