Search
Sunday 19 November 2017
  • :
  • :

Bienvenidos a Neoyorkinos.com una página para toda la comunidad (NYC)

Jóvenes no temen a los cambios del futuro

El avance de la tecnología está generando incertidumbre en el mercado laboral.

Muchos trabajadores tienen temor a ser desplazados por máquinas y a otros les inquieta no tener la capacidad de adaptarse a los cambios que obligatoriamente tienen que implementar las empresas.

Sin embargo, los jóvenes son muy optimistas, están conscientes del impacto de las transformaciones tecnológicas y están dispuestos a prepararse para enfrentarlas.

Entre el 8 de septiembre y el 11 de noviembre del 2016 especialistas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe entrevistaron a 1,544 personas entre 15 y 29 años de 26 países de la región para conocer su percepción sobre el futuro del trabajo y esto fue lo que encontraron: Más del 60% de los jóvenes latinoamericanos ve su futuro laboral con mucha confianza; un 61% considera que la inserción de las nuevas tecnologías, la robotización y la automatización de los procesos afectarán su futuro laboral.

Sin embargo, la mayoría (73%) señala que esto le impone la necesidad de capacitarse constantemente en áreas o especialidades respecto a la tecnología.

“Las encuestas realizadas encuentran una actitud bastante positiva y optimista de los jóvenes de la región en cuanto a los cambios tecnológicos y las perspectivas del empleo en el futuro. Hay también conciencia elevada entre los jóvenes de que ellos mismos deben hacer un esfuerzo personal en educación y capacitación para aprovechar las oportunidades futuras”, establece el informe “El futuro del trabajo que queremos.

La voz de los jóvenes y diferentes miradas desde América Latina y el Caribe” publicado en agosto pasado por la OIT.

¿Qué esperan de la educación?
Los jóvenes tienen buenas perspectivas, pero esperan también que la formación se adecúe a las futuras demandas laborales. Un 51% espera que se implementen nuevos métodos de enseñanza; un 43% desea que haya nuevas tecnologías en las aulas de clase; un 37% aspira que los currículos se adapten a los nuevos entornos.   También esperan que se implementen nuevas carreras (creen que algunas desaparecerán) y cursos especializados.

Otros piensan que habrá profesores más jóvenes y actualizados.

Además, creen que se dejará de ir a salones de clases porque se contará con otras plataformas para aprender, entre otros aspectos que forman parte de las tendencia actuales.

La juventud de la región también está dispuesta a incrementar su nivel de preparación, pues un 78% espera contar con postgrado, siendo un 81% de las mujeres las que tienen esta intención respecto al 73% de los hombres.

Al momento del estudio un 80% de los encuestados se encontraba estudiando y un 55% estaba trabajando.

¿Qué esperan del trabajo?
Respecto al trabajo los jóvenes también tienen sus ideas bien claras: un 40% espera trabajar desde su casa; un 59% espera tener horarios laborales flexibles, muy pocos esperan trabajar con horarios fijos en empresas.

Un alto porcentaje (69%) tiene la preferencia por laborar en sus propias empresas en el futuro.

En sentido general, los jóvenes de América Latina y el Caribe perciben la posibilidad de mejorar sus condiciones de vida y de empleo en relación con la generación de sus padres, indica el estudio.

Fuente: Listín Diario