Search
Saturday 16 December 2017
  • :
  • :

Bienvenidos a Neoyorkinos.com una página para toda la comunidad (NYC)

Miss República Dominicana USA revela promotor de concurso quería traficarla en Malasia y Filipinas

Lía Rossis, ganadora de la corona Miss República Dominicana 2017 (Miss Supranational) , reveló anoche que un presunto promotor de origen sudafricano, pretendía traficarla e incluso la invitó a un encuentro privado en el hotel, durante un viaje ella que hizo a Malasia y Filipinas junto a su madre, y donde el promotor confesó sus verdaderas intenciones y con ella y otras participantes en un concurso de belleza fantasma, aunque usó el término “tráfico de bellezas”.

Rossis, dijo que el promotor es Kareem Mushara, quien la convenció para que fuera a participar en el supuesto certamen que nunca se realizó.

La reina, que tiene 19 años de edad, que ganó el concurso en septiembre de este año, dijo que el incidente se produjo en 2016.

El empresario le dijo que el concurso se llamaba “Miss United Countries” y su madre gastó $4.000 dólares en los vuelos para el viaje, más otros $1.000 por la inscripción.

Señaló que fue alojada en un desvencijado hotel con condiciones deplorables.

“Cuando llegamos, él me dijo en inglés que estaba pasando era que quería traficarlas”, agregó Rossis.

El organizador, también le informó que el concurso estaba cancelado en Malasia y que trasladaría el espectáculo a Filipinas, pero allí tampoco se realizó.

Además le dijo que el evento era sólo con las mujeres que habían sido electas reinas en diferentes países.

En Filipinas, lo que hizo fue llevarlas a un centro comercial, desde donde él se desapareció.

La madre de Rossis, le dijo que debían abandonar el país que no conocían, pero antes del regreso, el estafador reapareció y les preguntó porqué se iban.

“Él quería reunirse conmigo en mi privado, en mi habitación y le dije que no”, agregó la reina.

Rossis hizo la revelación en una entrevista que concedió anoche al periodista Luis Gómez en el noticiero del canal 41 de Univisión.

 

 

Por Miguel Cruz Tejada